¿Es posible cambiar?

Es mi reflexión actual. ¿Como cambiar y es posible cambiar? A veces, tropiezas con la misma piedra más de una vez y te das cuenta que pones en marcha los mismos patrones obteniendo los mismos resultados. Lo malo es cuando pensabas haber cambiado, haber asimilado lo que no funciona y no da resultados extraordinarios y sabías como remediarlo. Pero la realidad y la experiencia te enseña que no. Sólo confrontándose a lo mismo sabemos si hemos cambiado o no.

Algunos dicen que no se puede cambiar. La personalidad y el ser son lo que son y tenemos que jugar con ello. Podemos movernos un poco pero tu esencia ya está allí y tu personalidad no se puede cambiar. Cuando tropiezo con la misma roca, llego a pensar que lo de cambiar es un sueño inalcanzable. Los sueños no se hacen realidad.

Hace poco leí lo siguiente en un artículo de La Vanguardia: “Lo que es evidente es que el cambio es una experiencia emocional. Aunque luego debe pasar por la razón para que uno lo entienda y lo acabe de integrar bien”. El cambio pasa por un cambio emocional. Si consigo cambiar las emociones, consigo cambiar la actitud. Si consigo cambiar la emoción asociada a una situación dada, consigo moverme de donde estoy y consigo resultados diferentes y consigo cambiar la razón. Otra vez el triangulo mágico Emociones+Comportamientos+Mente!

Mi siguiente pregunta es: si lo sé para que no lo hago. ¿Que tengo miedo a perder en no hacerlo? ¿Que parte de mi se encuentra satisfecha con lo que sucede si no cambio? Porque saber y no hacer es no saber así que algo más profundo me tiene atada y para cambiar hay que saber qué me impide hacerlo, qué emoción se alimenta de esta situación para simplemente decidir actuar diferente y estar en línea con mi ser y experimentar algo nuevo. Cambiar es atreverse y arriesgar para saber lo que puedes conseguir! A veces, conseguimos sorprendernos y fuera excusas baratas de valores distorsionados, son excusas!

Lo que importa es sentirse a gusto siempre y estar bien con uno mismo. Sólo cuando estés convencido de aquello, sabrás poner en marcha nuevos patrones que te den resultados en línea con lo que quieres. Allí va mi nueva preguntas: ¿sabes realmente lo que quieres? Si la respuesta es sí, entonces empéñate en conseguirlo. Pon el foco dónde vale la pena y para de concentrarte y poner atención y energía dónde sólo la malgastas. Y Confía, confía en ti, en tu voz interior. Muy a menudo escucharla es escuchar la razón y es buena consejera. Nos da los elementos para actuar diferente.

¡Arriesga! ¡La vida es una apuesta! ¡Apuesta por ti!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s