Generosidad

200525295-001El arte de dar y recibir.

En definitiva, ser generoso se resume en estas dos palabras: dar y recibir. Me encuentro con coachees a quién les encanta dar y se reconocen en este acto como generosos. Es siempre mucho más fácil dar que recibir. Cuando dan, inconscientemente ponen el otro en una situación de deuda. La balanza está desequilibrada. Aparte alimentan esta faceta suya altruista, doy sin nada a cambio y sobre todo no quiero nada. Muchos se enfadan cuando los demás les dan porque no acostumbran a ser el centro de atención. Se sienten enseguida endeudados y rápidamente intentan corregir para sentirse mejor. Y ¿Qué hay del otro? Acaso el otro no tiene derecho a sentir lo mismo que sientes tú cuando das algo. ¡Qué egoísta eres al no dejar espacio para que el otro experimente este bienestar que sentimos todos cuando hacemos feliz al otro! Acaso, ¿no se lo merece?

Hacerle ver al coachee que es un juego de dos no es nada fácil porque tiene que reconocer sus propias limitaciones y cambiar sus juicios al respeto. Nos enseñan a dar desde pequeños y no a recibir. Es como si no nos mereciéramos recibir del otro. En este acto de generosidad hay mucha fluidez y mucho amor. También compartimos.

Sé atento a cómo te sientes cuando recibes atenciones y cuando das atenciones. ¿Qué te pasa? Y ¿Cómo te sientes?

Un pensamiento en “Generosidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s